Todo lo necesario para ser el rey del pavé | Grip Bikes - Tu tienda ciclista
646
post-template-default,single,single-post,postid-646,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-gripbikes,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
pavé, tienda bicicletas tui

Todo lo necesario para ser el rey del pavé

Las clásicas de primavera ya están a la vuelta de la esquina y seguro que viendo los espectaculares recorridos de pruebas como el Tour de Flandes te entra el gusanillo de rodar sobre pavé. Por si te aventuras a hacer una escapada por un recorrido de esta superficie te vamos a contar todo lo que necesitas saber para superarlo de la mejor manera, ¿preparado para apuntar?

El tipo de bicicleta que uses habitualmente puede hacer que tu adaptación al pavé sea mucho más sencilla. Si tienes una bici de estilo gran fondo genial, la mayor distancia que tiene entre ejes y su capacidad de amortiguación harán que tu paso por el pavé sea mucho más relajado. Si no dispones de una bicicleta de este tipo no te preocupes, porque con estos pequeños detalles podrás rodar con ella sin ningún problema.

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es que en estas superficies los brazos, las manos y las muñecas sufren mucho por la rugosidad del terreno. Para que esto no sea un problema tenemos distintas opciones, lo más recomendable es cubrir el manillar con una cinta de mayor grosor que la que utilizamos habitualmente, o bien, colocar una cinta extra por encima de la habitual. Además de la cinta no debemos olvidar llevar unos buenos guantes con un acolchado generoso, para que las vibraciones del terreno no nos estropeen el día.

Las ruedas siempre son una pieza fundamental en nuestra bicicleta, pero para rodar sobre pavé una buena elección es fundamental. Lo mejor son las ruedas tradicionales de perfil bajo y con 32 o 36 radios pero si para tu bicicleta no tienes unas ruedas de este tipo siempre puedes usar unas convencionales de aluminio, que serán suficientes para rodar con tranquilidad por estos terrenos. A parte de escoger las ruedas es importarte pensar con qué cubrirlas, en superficies rugosas como estas, en las que los pinchazos no son extraños, la mejor opción puede ser el tubeless, ya que con él podemos circular más cómodamente sin temer a los llantazos.

Ahora ya sabes cómo preparar tu bicicleta para el pavé, así que sólo te queda disfrutar del camino. Si quieres que te aconsejemos sobre cuales son los componentes que mejor se adaptan a ti y a tu bici no dudes en visitarnos.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies