¿Cómo hago el mantenimiento de mi bicicleta? | Grip Bikes - Tu tienda ciclista
Para ser ciclista la preparación física es esencial, pero al igual que pasamos horas y horas entrenando nuestro cuerpo, no podemos olvidar nuestra bicicleta. Cuidar de ella y realizar los mantenimientos oportunos nos permitirá alargar su vida.
mantenimiento bicicleta
463
post-template-default,single,single-post,postid-463,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-gripbikes,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
mantenimiento bici, tienda bicicletas tui

¿Cómo hago el mantenimiento de mi bicicleta?

Para ser ciclista la preparación física es esencial, pero al igual que pasamos horas y horas entrenando nuestro cuerpo, no podemos olvidar el otro 50% de nuestras marcas y logros: nuestra bicicleta. Cuidar de ella y realizar los mantenimientos oportunos no solo nos permitirá alargar su vida, sino también tenerla siempre a punto para dar el 100%.

El buen y completo mantenimiento de tu bici se basa en su correcto guardado, su preparación antes y después del uso y en las revisiones periódicas.

¿Cómo guardar mi bicicleta?

Es esencial que para que tu compañera de dos ruedas se mantenga como el primer día la alejes de la humedad, el óxido es un gran peligro para su rendimiento, así que debes buscar un lugar bien seco para ponerla mientras no la uses. Para protegerla también de la suciedad lo mejor es que la mantengas tapada, evitarás el polvo y la tendrás siempre lista para la aventura.

¡Nos vamos!

Antes de salir a rodar debes comprobar que está todo en orden, revisa bien la cadena y la presión de las ruedas, no menos importantes son los frenos, compruébalos siempre antes de salir de casa para evitar desagradables sorpresas. Finalmente, debemos echarle un ojo al centrado de las ruedas y al cierre rápido. Tenemos todo listo, pero recuerda también llevar el equipamiento y las herramientas.

¡De vuelta!

Una vez hemos vuelto a casa, por muy cansados que estemos debemos dedicarle a nuestra bici unos minutos, antes de nada, para limpiarla y eliminar la tierra o cualquier suciedad que pueda tener y, después, para comprobar que todo sigue en orden, repasaremos llantas y radios y las ruedas, sobre todo si hemos sufrido algún pinchazo por el camino.

Mantenimiento periódico

Además del cuidado previo y posterior a las salidas, es necesario un buen mantenimiento periódico, puedes consultar al fabricante de tu bicicleta o en nuestra tienda cada cuánto debes llevarla al taller o sustituir cada pieza.

Hay otras tareas periódicas que podrás realizar tú mismo con un poco de maña: desengrasar y engrasar de nuevo la cadena, lubricar los pivotes del cambio y desviador, ajustar la tensión de los radios o limpiar las zapatas de freno, por ejemplo.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies